Banca March condenada en Mallorca por Gastos Hipotecarios

0

Comunicación



Enésima Sentencia condenatoria para los bancos en materia de Gastos Hipotecarios.

El Juzgado de 1.ª Instancia N.º 4 de Inca, en Mallorca, da la razón a dos particulares en su reclamación por Gastos Hipotecarios, obligando a la entidad financiera –Banca March– a devolver 1.118 euros por gastos de constitución de hipoteca, más los correspondientes intereses legales.

Banca March ha decidido no recurrir la Sentencia, por lo que ésta pasa a ser firme.

¿Qué ha dicho el Juez?

Su Señoría recuerda que:

No consta que la cláusula impugnada haya sido fruto de una negociación individualizada entre las partesEl principio de protección al consumidor se basa en la idea de que éste se halla en situación de inferioridad respecto al profesional en lo referido tanto a la capacidad de negociación como al nivel de información“.

Y en lo concerniente a los gastos, precisa lo siguiente:

La cláusula discutida “no solo no permite una mínima redistribución de los gastos, sino que hace recaer su totalidad sobre el hipotecante, lo que genera un desequilibrio que constituye una cláusula abusiva y, por tanto, nula“.

El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados

A diferencia de lo que sucede con los gastos de Notaría y Registro, aún no hay un criterio fijo sobre quién ha de pagar el impuesto.

En esta ocasión el Juez considera que “no procede considerar al banco como exclusivo obligado al pago, sino a ambas partes“; por lo que entiende que el tributo sea abonado al 50% entre las partes.

¿Por qué es abusiva la cláusula por Gastos Hipotecarios?

Según el Tribunal Supremo, la cláusula relativa a los gastos hipotecarios es una condición general de la contratación, predispuesta (es el banco quien la redacta), impuesta (si el cliente no la acepta, la operación no se realiza), no negociada, y que causa un desequilibrio económico entre las partes contratantes (favorable para el empresario y desfavorable para el consumidor).

Todas estas circunstancias, contarías a la buena fe contractual, conducen a declarar la cláusula controvertida como abusiva y, en consecuencia, nula, debiendo tenerse como no puesta en el contrato.

¿Cómo podría haber evitado el banco que la cláusula no fuese abusiva?

Con buena fe; por ejemplo, negociando con el cliente que los gastos se hubiesen pagado a partes iguales.

Cláusula Suelo

La hipoteca objeto de denuncia fue formalizada en 2002, y llevaba, además, cláusula suelo, si bien la entidad accedió a allanarse y restituir el pago de 7.225 euros por este concepto.



Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*